domingo, 12 de agosto de 2018

MTB exploratoria Boceguillas - Turrubuelo - Riaza - Hontanares - Aldeanueva del Monte - Barahona - Turrubuelo - Boceguillas

Actividad realizada el 12 de Agosto de 2018
 
Hola, esto de las exploratorias, me gusta hacer alguna de vez en cuando.


¿De qué se trata una exploratoria?
Exploratoria quiere decir que sabes dónde quieres llegar, pero no cómo vas a hacerlo, te vas orientando sobre la marcha, enfrentándote a las dificultades, y resolviéndolas con los recursos que tengas. Es parte del atractivo de este tipo de actividades, vas descubriendo el terreno y corrigiendo cuando es necesario. Al final resolví el itinerario, quizás no de la manera más óptima, pero sí recorriendo senderos que de otra manera ni siquiera me hubiese planteado.


El itinerario que salió finalmente: imageUnos 60 Km con 880 m de desnivel positivo y negativo.                Puedes encontrar el track en Wikiloc.

Vamos al relato de esta exploratoria.
El primer tramo Boceguillas - Turrubuelo era el que menos dificultades me presentaba por conocido. Alcancé por camino la estación de tren de Turrubuelo (Okupada), crucé la vía, y ahí ya no vi claro cómo enlazar con el pueblo. Tramo de monte a través, cruce de una finca recién arada, ¡horror!, me hundo como en arenas movedizas, cruce de otra finca recién cosechada (esta se transita mejor), subida por una vereda, y ya enlazo con el camino que me lleva a la población de Turrubuelo.
En Turrubuelo toca tomar otra decisión, elegir el camino en la dirección adecuada hacia Riaza. Como es temprano tengo claro donde está el este (donde está el sol), también tengo claro que en algún punto bajo las montañas que veo al frente (SE) está Riaza. Decido tomar rumbo SE, tomando como referencia un par de picos elevados que veo en el horizonte (debe ser el Pico Lobo). Más tarde descubriría el error, estoy yendo más al sur, más o menos hacia La Pinilla, en vez de hacia Riaza.
El camino que estoy siguiendo muere de manera inesperada en un amplio cortafuegos que lo cruza perpendicularmente pero sin posibilidad de continuar en la dirección que traes. Esto me recuerda que ya hace años me pasó exactamente lo mismo, creo que estoy exactamente en el mismo punto. En aquella ocasión esto supuso el punto de retorno, pero en esta ocasión debo resolver para continuar. Ahora sí, tiro de GPS para autolocalizarme, en este momento descubro que estoy yendo más al sur, aproximándome a Soto de Sepúlveda, lo que me aleja de la ruta óptima. Decido corregir recorriendo el cortafuegos a mi izquierda (NE). El cortafuegos no es nada fácil de transitar, tierra removida recientemente y repechos importantes lo hacen poco apetecible. Dejo pasar un primer camino (Camino de Riaza en mapas IGN), que sí me hubiese llevado hasta Riaza, para coger uno segundo (SE) que calculo ya irá mejor orientado que el inicial. Sobre el mapa, posteriormente comprobaré que todos los caminos conducen a Roma (a Riaza en este caso).
Siguiendo este camino, y alejándome de la carretera cuando la oía cerca, llegué a la zona de Camping, Polideportivo y Piscina de Riaza. Breve tránsito por las calles de Riza para llegar a su monumental plaza. Parada obligada, a la sombra pues ya pega el sol. Es buena hora para tomar un tentenpié, ya conocí en el pasado Huercasa Country Festival la calidad del Torrezno de Riaza, así que a por él, directamente de la Carnicería Muñoz al paladar. Eso sí, si quieres continuar en bici, guarda algo para luego.
En estas estaba, sentado en la escalinata, contemplando el Ayuntamiento de Riaza, cuando me dije, ¿por qué no llegar hasta Hontanares?, lugar del que tanto me ha hablado Mercedes (la mayor). Allá voy, saliendo hacia el Río Riaza, pronto hay indicaciones de sendero hasta Hontanares, nada más cruzar el río se coge el camino, lo sigo, sigo siguiéndole, y ya comienzo a mosquearme cuando no veo señalizaciones en un buen rato. Como se trata de avanzar más que de retroceder, sigo el camino que da paso a sendero, y después a una tortuosa trocha ascendente entre el bosque espeso. Salí a un cerro con muy buenas vistas sobre Riaza, buen destino si quieres ir allí, pero no es mi caso, así que toca de nuevo autolocalizarme. ¡Puaf!. He debido dejar la senda señalizada hace mucho tiempo, estoy a una buena tirada de Hontanares. Afortunadamente hay un camino cortafuegos (camino de Río Frío de Riaza a Hontanares), con el que puedo enlazar para llegar hasta Hontanares.
Ya voy pillado de tiempo como para volver a una hora prudente a Boceguillas donde me espera un cordero asado en horno de panadero, que supera al 99% de los que puedas comer en cualquier restaurante. Es una razón contundente para estar a la hora en la mesa, pero aún no se ni por dónde voy a volver. Paso de largo Hontanares sin visitar la Ermita, ya que estoy, voy a a hacer un kilómetro más hasta el Mirador de Piedras Llanas, también buen mirador sobre Riaza y el Valle, éste más accesible que el anterior. Contemplando el valle veo que desde donde estoy baja un camino "a saco" hasta el valle donde ya lo pierdo entre los bosques. Como por algún sitio he de bajar, decido sin pensarlo mucho que este camino es una buena opción, allá voy. Camino bastante descompuesto por la lluvia hasta la carretera SG-V-1111, la cruzo y sigo recto, por camino, con intención de alcanzar la N-110. Un buen tramo de camino que, tras algunos cruces, se transforma en un cortafuegos difícil de transitar. ¡Mierda!, un nuevo marrón. Transito como puedo por el cortafuegos, que desaparece según me aproximo al cauce del Río Riaza. Presiento que un nuevo marrón se aproxima, debo cruzar el río y no va a poder ser por cualquier sitio. Efectivamente, el cortafuegos se acaba, la vegetación junto al río es espesa, no hay camino para seguir, debo saltar además la valla perimetral del bosque. El marrón está servido, voy a tratar de ir desenmarañándolo. Paso la valla sin la bici, me abro paso entre la espesa vegetación aprovechando los arrastres de la lluvia que uso a modo de sendero para seguir dirección al río, me peleo con ramas y arbustos, hasta que por fin voy a salir a una finca de cereal a la que llega un camino. Todavía no puedo gritar ¡salvado! pues no he cruzado el río, pero de las opciones que tengo esta nos es mala, así que voy a seguir por aquí. Vuelvo a por la bici, he de hacer piruetas para pasar la valla, también para abrirme paso con ella entre la vegetación, hasta que salgo a terreno despejado. El camino me lleva hasta la depuradora de Riaza, he cruzado ya el río, pero no me he dado cuenta en qué momento, sea cómo sea, el río ya no es una barrera natural.
Ahora sí, salgo por fin a la N-110, y como el horario no me da ya para hacer muchos experimentos, decido volver por carretera hasta las inmediaciones de Riaza para tratar de localizar el camino de vuelta que me lleve a Aldeanueva del Monte. Dejo la N-110 en la rotonda del Taller Hermanos Ortiz.
De nuevo tengo que autolocalizarme para elegir en varias intersecciones el camino bueno (Camino de Aldeanueva en mapas IGN). Trato de ir a buen ritmo, el camino tiene marcas de bici, así que digo yo que no iré del todo mal. Este camino se cierra en muchas ocasiones por la abundante vegetación que ha crecido en las orillas y en el centro, lo que obliga a ir esquivando las plantitas y comiéndote alguna de vez en cuando, lo que no está mal, pues ya es hora de comer y estoy teniendo hambre. Para mi sorpresa este camino me lleva hasta la Urbanización Prado Pinilla (no esperaba llegar a ella). Aldeanueva del Monte me queda un poco separado, y no tengo muy claro cómo alcanzarla. Observando las rodaduras veo que se adentran por una senda totalmente descompuesta por el arrastre del agua, por ahí debe ser, sigo las huella y, tras un descenso en el que debo extremar las precauciones, llego a un camino que me conduce a Aldeanueva. Aquí doy novedades a la familia, el cordero ya está en la mesa, "alea jacta est", llegaré cuando llegue, y comeré lo que quede, me queda un buen rato todavía.
Desde Aldeanueva del Monte continúo por asfalto, primero hasta Barahona, continuando después hacia Turrubuelo. El viento ha arreciado y se pone en mi contra totalmente, esfuerzo extra no previsto. Antes de llegar a Turrubuelo decido "atajar" hacia la Estación de Turrubuelo, a ver si doy con un camino razonable que no encontré a la ida. Pero ya me dijo un amigo, "no hay atajo sin trabajo". El camino que he elegido se pierde en el vallejo, y he de cruzar de nuevo fincas aradas, si bien esta vez con menos esfuerzo. Al otro lado, de nuevo monte, enlazo con un camino que me llevará a cruzar la vía según espero. Pero, ¿dónde me lleva?, ya no veo la estación, me estoy alejando, ¿hacia dónde?. En un momento hasta dudo a qué lado de la vía estoy y si debo cruzarla o no, concluyo que sí. El camino me lleva a un paso bajo la vía, lo cruzo y aprovecho un buen descenso sin saber muy bien si estoy yendo hacia Boceguillas (mi destino), a otro lugar que descubriré cuando llegue. Definitivamente, no veo el momento en que voy a sentarme a la mesa a comer esos restos de cordero asado. Tras un largo descenso por el robledal, atravesando varias vaguadas, una sonrisa se dibuja en mi cara cuando reconozco la fuente del Camino del Cementerio. Este sí es terreno conocido, he salido al Camino del Cementerio que en unos minutos me dejará a la puerta de casa.
¿Llegué a comer el deseado cordero asado?. Pues aunque algunos apoyen el que "quién llega tarde ni oye misa ni come carne", sí, sí que llegué, y sí que comí carne, suficiente para más indicaciones, y excelente. Ya he comentado que este asado supera al 99% de los que puedas comer en cualquier restaurante, un auténtico lujo modesto.

¡ Nos vemos por las montañas !

sábado, 21 de julio de 2018

MTB a mi ritmo 2018: Trans Cantábrica Vidrieros – Fuente Dé – Besande – Vidrieros.

Actividad realizada los días 19, 20 y 21 de Julio de 2018

Mi primera experiencia Trans Cantábrica. Me permitiréis denominarla Trans Cantábrica, dado que atravesé la cordillera unas cuantas veces, al menos por tres puntos, Puertos de Riofrío entre Palencia y Cantabria, Collado de Llesba – Puerto de San Glorio entre León y Cantabria, Collado de Remoña entre Cantabria y León, y Collado de La Cruz Armada entre León y Palencia. Se trata de pasar al otro lado de la Cordillera Cantábrica desde la Meseta, y volver, una Trans Cantábrica de Sur a Norte en toda regla, aunque a la que habitualmente se llama así la recorre de Oeste a Este.

Todo comenzó hace ya años por el interés de conocer la cara Norte del Curavacas, recorriendo el Valle de Pineda y, ya de paso, cruzar la Cordillera por los Puertos de Riofrío. Planificando la ruta me dije, ya puestos, ¿por que no algo mas?, y de ahí salió una propuesta un tanto ambiciosa, ciertamente exploratoria, dado que el 100% del recorrido resultaba desconocido para mí. Finalmente, por un cúmulo de circunstancias, quedó en algo menos ambicioso, como contaré a continuación.

El recorrido planificado inicialmente:
Unos 300Km en un mínimo de  4 días, 5 si todo iba normal, menos si abandono, más si divido etapas.
Etapa 1: Vidrieros - Pozo Curavacas - Ledantes - San Glorio – Collado Llesba - Cosgaya - Fuente Dé.  Recorrido 70 Km, ascenso 2.500 m.
Etapa 2: Fuente Dé - Cabén de Remoña - Santa Marina Valdeon - Vegabaño - Oseja de Sajambre. Recorrido 36,55 Km, ascenso 1.660 m.
Etapa 3: Oseja de Sajambre - Pío - Collada Campa - Arcenorio - La Uña – Maraña. Recorrido 27,2 Km, ascenso 1.430 m.
Alternativa Etapa 3a: Oseja de Sajambre - Panderrueda - Pontón - Polvoredo - La Uña – Maraña. Recorrido 36,5 Km, ascenso 1.650 m.
Etapa 4: Maraña - Riaño - Boca de Huérgano. Recorrido 53,3 Km, ascenso 2.150 m.
Etapa 5: Boca Huérgano - Prioro - Valverde de La Sierra - Camporredondo Alba - Valsurbio - Triollo – Vidrieros. Recorrido 72,6 Km, ascenso 1.900 m.

Y lo que salió finalmente:
Unos 158 Km en tres etapas, con menos ascenso y más carretera de lo inicialmente previsto.
Etapa 1: Vidrieros - Pozo Curavacas - Ledantes - San Glorio – Collado Llesba - Cosgaya - Espinama.  Recorrido 65,4 Km, ascenso 2.100 m, descenso 2.540 m.
Etapa 2: De Espinama a Besande por Collado Remoña y Puerto Pandetrave. Recorrido 52 Km, ascenso 1.200 m, descenso 780 m.
Etapa 3: De Besande a Vidrieros por Collado Cruz Armada y Valle de Santa Eufemia. Recorrido 40 Km, ascenso 960 m, descenso 915 m.
Puedes acceder a las rutas en Wikiloc siguiendo los enlaces. 

Las circunstancias meteorológicas resultaron determinantes para variar el recorrido inicialmente planificado, aunque también influyeron la dureza de la ruta y mis propias condiciones físicas en esos días.

Etapa 1 – De Vidrieros a Espinama

En el Chozo del Ves, próximo al Pozo Curavacas.Cara Norte Curavacas.Más fotos en Wikiloc.

Llegué el miércoles ya tarde a Vidrieros, en Triollo me salté el Mesón Albergue Curavacas, por lo que finalmente pernocté en el coche. Esto me facilitaría arrancar temprano al día siguiente. A eso de las 8 de la mañana estaba ya en marcha, con bastante fresco y rocío intenso que humedecía todo.

El primer día fue el más se ajustó a lo previsto, con final para pernoctar en Espinama. Esta jornada me resultó totalmente satisfactoria, disfrutando del Valle de Pineda, de la cara norte del Curavacas, y del Pozo Curavacas, hasta el que ascendí en bicicleta. Mucho agua en el Valle de Pineda, una desbordante naturaleza, numerosos arroyos pletóricos en esta año lluvioso, con todo ello, subiendo los Puertos de Riofrío, ya iba con el calzado totalmente mojado.

El descenso hasta Ledantes potente, con tramos bien empinados, de los que no apetece nada subir. Comenzó a torcerse el día ya pasado Ledantes, por el camino que lleva a San Glorio, niebla húmeda, lluvia y caminos embarrados, especialmente en los bosques en cara norte. En vez de salir a la carretera de San Glorio a la primera oportunidad, traté de continuar por camino lo que resultó un error. Existe camino, pero resultó intransitable con bici, embarrado, con hoyos y pisadas de animales por todos sitios, me tocó empujar unos cuantos kilómetros, lo que me supuso una importante penalización en esfuerzo y tiempo. Salí a la carretera por la segunda opción posible, menos mal, pues la idea inicial era no tocar la carretera más que para cruzarla.

Niebla húmeda, viento y frío en el Collado de Llesba y Puerto de San Glorio. El descenso hasta Cosgaya, muy largo, mucho desnivel, y de los que tampoco apetece remontar. Aquí ya llovía en condiciones, lo que se anunció inicialmente como tormentas dispersas se había convertido en lluvia continua sin apariencia de despejar. Llegué a Cosgaya bien embarrado, bastante calado, y con la bici recubierta de merengue marrón mezcla de barro y excrementos de animales. ¡Estamos en zona ganadera señores!, por aquí las vacas y otros animales campan a sus anchas. Me encontré mucha vaca Tudanca, esa raza autóctona que tanto admiro.

Aún así, y como prefiero evitar la carretera de Fuente Dé, me decidí a enlazar Cosgaya con Espinama por camino. Esto supone duplicar el recorrido y meterte unos cuantos metros de desnivel extra, un precio justo por transitar por este magnífico bosque en el que predominan las hayas. La lluvia arreció con lo que acabé de completar la gran calada. Al llegar a Espinama lo primero que hice fue buscar una manquera para desembarrar la bici, la encontré en el pilón del pueblo, una opción muy práctica. Después, una vez instalado en el Hostal Remoña, me tocó limpiarme a mí.

Etapa 2 – De Espinama a Besande

Las previsiones meteorológicas para este día no eran buenas, lluvia segura en toda la vertiente norte de la cordillera Cantábrica, y alta probabilidad en la vertiente sur. Amaneció lloviendo, con lo que me dí de margen hasta el Collado de Remoña para variar definitivamente el plan inicial.

Me levanté además fatal, sin apenas descansar, la copiosa cena de la noche anterior había pasado factura, mi sistema digestivo no iba nada confortable, sabía que iba a resultar duro el día. 

El ascenso hasta el Collado de Remoña, resultó duro, con algunas rampas fuertes en las que preferí echar pie a tierra para no despilfarrar fuerzas. No paró de llover, con mayor o menor intensidad, por lo que la decisión estaba tomada, en vez de descender a Santa Marina de Valdeón, como estaba previsto inicialmente, me escaparé al Puerto de Pandetrave, y ya por carretera, pasaré a la vertiente sur.

La primera parada fue en Portilla de La Reina. Tras el largo descenso me quedé frío, llegué tiritando, un café con leche caliente y unos rayos de sol que aún se colaban no consiguieron reconfortarme. Decidí continuar por carretera más al sur, pues ya estaba entrando también lluvia a Portilla de la Reina. La siguiente parada fue en Boca de Huérgano donde paré a comer algo rápido. Aquí ya no llovía, se notaba una mejor temperatura, y los rayos de sol resultaron muy reconfortantes, conseguí recuperar la temperatura corporal.

Estuve dándole vueltas a pernoctar en Boca de Huérgano y completar la última de las etapas previstas inicialmente, pero era también una etapa larga y dura, y, con una ventana de tregua de climatología solo por la mañana, me pareció que me iba a resultar demasiado dura dadas mis condiciones. Con todo ello decidí seguir avanzando por carretara, dirección Velilla de Río Carrión, ya vería hasta dónde, dado que tampoco hay opciones para pernoctar. La nube negra me perseguía amenazadora, a la altura de Valverde de La Sierra comprobé que en los collados del Espigüete, por donde debería seguir si dejaba la carretera estaba metida una tormenta con lluvia que parecía abundante. Decidí desestimar la continuidad por camino, y continué por carretera hasta Besande. En Besande, para sorpresa mía me encontré que podía pernoctar en Casa San Besande. Me replanteé la situación y finalmente decidí que era un buen punto para parar, descansar, y tratar de aprovechar la ventana de buen tiempo de la mañana siguiente para hacer el resto de ruta hasta Vidrieros.

Etapa 3 – De Besande a Vidrieros

Llegando al Collado de la Cruz Armada. El Espigüete imponente. Más fotos en Wikiloc.

Con buena parte de la tarde libre, me dediqué a pasear por el entorno de Besande, estaba bonito, mucho verde, agua abundante, y cielo bastante despejado. Descansé lo que pude, que no fue mucho, jaleo hasta altas horas en el bar, y digestión de nuevo complicada, que apuntaba a un nuevo día poco confortable.

Salí de Besande, ya por camino, hacia Valverde de la Sierra, allí toca enlazar con el camino que asciende hasta la La Collada (SO). Para mi sorpresa este camino se pierde en las praderías bastante antes de llegar a La Collada, transitando por terrenos herbosos con pocas marcas del sendero. De nuevo acabé con los pies calados por el abundante rocío recogido por la hierba. Más sorpresas, llegado un punto, ya cercano a La Collada, me cerró el paso una muralla de tupido piorno por el que a duras penas los animales habían entreabierto algún paso. Flanquear esta muralla natural con la bicicleta no resultó nada fácil, más tarde me enteraría que además salí con menos peso del que entré …

Continúa ahora la ruta por la divisoria, por camino más o menos marcado, hasta alcanzar el Collado de la Cruz Armada. Lo que parece una suave loma, no lo es tanto, se van superando sucesivas ondulaciones alguna de ellas con notables pendientes. Alcanzado el collado de La Cruz Armada, se presentan varias opciones de descenso, hacia Cardaño de Abajo flanqueando la ladera sur del Espigüete, hacia Cardaño de Abajo alcanzando el fondo del valle de Río Chico, o hacia Camporredondo de Alba, opción elegida para seguir enlazando con caminos hasta Triollo.

Ya comenzado el descenso, en el desvío hacia Cardaño por el valle de Río Chico o Camporredondo de Alba, me di cuenta del motivo por el que salí con menos peso tras atravesar la barrera de piornos, ¡había perdido el goretex que llevaba atado en el exterior de la mochila!. Shit!, ¡merde!, ¡mierda!, ¡qué marrón!. Me toca tomar una decisión, lo abandono o vuelvo a por él, es casi seguro que no lo encontraré antes de La Collada. Decido regresar, esto me va a penalizar, en tiempo y esfuerzo, y el día no está ya muy estable, nubarrones cada vez más próximos amenazan.  Unos 4 Km para atrás, y ¡ahí está!, recorrí el piornal en sentido inverso, no resultó muy difícil encontrarlo, ahí estaba el goretex rojo enganchado en unas ramas, bien visible. Toca volver de de nuevo hasta el Collado de la Cruz Armada.

El descenso hasta Camporredondo de Alba es largo, alternando tramos de puro descenso con otros más tumbados. La ruta inicial planteaba ascender hasta Valsurbio y al alto de la Cruz de Valsurbio, pero, dadas las circunstancias, lo avanzado del día, y la posibilidad de lluvia, decido abreviar por la alternativa más sosegada del Camino Real de Camporredondo de Alba a La Lastra (tramo del GR-1). Había recorrido este tramo en coche varias veces, y lo recordaba bastante plano, pero la memoria es frágil, y de plano nada, toca ascender unos cuantos metros y superar alguna vaguada. Aún con todo se llega bastante cómodo a Triollo y, desde allí, carretera a Vidrieros

Con todo ello, aún llegué a la hora de comer  a Vidrieros. Sábado, muchos visitantes ese día en Vidrieros, nada que ver con la soledad que me encontré el miércoles anterior.

Mi personal homenaje. Como me gusta darme algún homenaje tras estas aventuras, y habida cuenta de la alta estima que tengo a las carnes de esta comarca, lo celebré con una buena chuleta de ternera en el Mesón  El Molino de Vidrieros, buena carne, sin duda.

Todas las fotos de actividad en Wikiloc: Etapa 1, Etapa 2, Etapa 3.

Nota: No hay fotos de la Etapa 2, día demasiado adverso en lo meteorológico.

¡ Nos vemos por las montañas !

lunes, 25 de septiembre de 2017

PIRINEO CIRCUITO POSETS PERDIGUERO – VOLUNTARIOS 2017

Actividad realizada los días del 25 al 29 de Septiembre de 2017.

Circuito de 5 jornadas por el Parque Natural de Posets - Maladeta correspondiente a Voluntarios 2017. Visitamos las cumbres de Posets (3.369 m) y Perdiguero (3.222 m), y los refugios de Ángel Orús, Estós y Portillón en territorio francés.

   La aventura en fotos al final del post.
TODAS LAS FOTOS en Google Photos

 

Track del reccorrido completo en Wikiloc:                  Nueva-imagen-334          CIRCUITO POSETS PERDIGUERO - VOLUNTARIOS 2017   


Jornada 1: Eriste - Refugio de Ángel Orús. Partiendo de Eriste, pista bastante transitable con vehículo hasta el Aparcamiento de la cascada de La Espigantosa. Sendero siguiendo inicialmente el cauce del Barranco de Eriste y después ascendiendo por bosque hasta alcanzar el refugio Ángel Orús.

Jornada 2: Refugio de Ángel Orús - Punta Llardana o Pico de Posets (3.369 m) - Refugio de Ángel Orús.Desde el refugio Ángel Orús, dirección NO, hasta alcanzar el cruce del GR-11 que lleva al Collado de Eriste (señalizado). Continuamos por el GR-11 dirección al Collado de Eriste para abandonarlo a nuestra derecha, antes de llegar al Ibón de Llardaneta, dirección a la Canal Fonda. Ahora avanzamos en dirección Norte para salir al collado a nuestra izquierda bajo el Diente de Llardana. Continuamos en esta dirección hasta alcanzar primero la cresta sur, y después la cumbre.

Jornada 3: Refugio de Ángel Orús - Collado de La Plana - Refugio de Estós. Desde el refugio Ángel Orús, dirección NO, hasta alcanzar el cruce del GR-11 que lleva al Collado de Eriste (señalizado), esta parte del itinerario es coincidente con el de la jornada anterior. A partir de este punto seguimos el GR11.2 que nos llevará al Refugio de Estós por el Collado de La Plana. Jornada larga con buen desnivel acumulado, positivo y negativo. Posibilidad de hacer cumbre en la Tuca de Corbets (2.889 m), lo que supondrá superar algún tramo de cresta aéreo.

Jornada 4: Refugio de Estós - Puerto de Oô - Refugio del Portillón. Desde el refugio de Estós fuerte ascenso en dirección N hacia el Puerto de Oô, en nuestro caso pasando por el Ibón superior de Gías. El paso del collado de Oô, frontera con Francia, está marcado con una estaca, también es factible superarlo pegado a las paredes de la Tuca de Oô lo que supone un descenso más directo, itinerario con el que deberemos enlazar en cualquier caso. Atravesamos ahora toda la morrena glaciar hacia un pequeño ibón que conserva aún restos de glaciar fundiéndose en él. Debemos superar este glaciar / nevero, en nuestro caso favorecido por una capa de nieve reciente, para alcanzar el Collado del Pluviómetro (reconocible porque está junto a la estructura metálica de un pluviómetro). Descenso a continuación hasta el Refugio del Portillón (2.568 m), ya en territorio francés. En este caso pasando por la cumbre de la Tusse de Montarqué (2.883 m). Jornada intensa de fuertes desniveles y parajes de los más potentes del Pirineo, por aquí se adivina cómo debían colgar los glaciares Pirenaicos, ahora en irreversible retroceso.

Jornada 5: Refugio del Portillón - Collado inferior de Lliterola - Perdiguero (3.222 m) - Collado Portal de Remuñe - Valle de Remuñe - Aparcamiento de Llanos del Hospital. Salimos del imponente Circo del Portillón atravesando la presa para ascender dirección Este hacia el collado inferior de Lliterola. Posibilidad de crestear hasta el Perdiguero por la Punta de Lliterola y el Pico Royo, pero no lo ví claro, por lo que me dirigí a la normal. Toca atravesar el Glariar de Lliterola y bordear el Ibón Blanco de Lliterola hasta su desagüe, lo que hice por mi izquierda. Estamos ahora bajo la falda E del Perdiguero, y toca enlazar con la ruta que asciende desde el valle de Lliterola por terreno de bloques desprendidos que, aunque hitado, resulta complicado y esforzado transitarlo. Alcanzar la arista E se hace largo, tedioso y costoso, alcanzar la cumbre aún más. Personalmente no me gustó nada ni el ascenso ni la cumbre, de repertirlo será con nieve que sin duda supondrá menos esfuerzo. El descenso por el mismo itinerario hasta el desagüe el Ibón Blanco de Lliterola, para encadenar dirección E con una canal (hitada) que nos lleva hasta el Portal de Remuñe, amplio collado que da paso al Valle de Remuñe. El Valle de Remuñe es largo, y recorrerlo supone tiempo y esfuerzo. El descenso se comienza a nuestra derecha, dirección SE hacia el circo bajo el Pico de Remuñe desde él se enlaza ya con el fondo del barranco que resulta muy encajonado prácticamente hasta su final en la Corona de Remuñe. Jornada larga, y dura si se incluye la ascensión al Pico Perdiguero.

 

LA AVENTURA FOTO a FOTO

TODAS LAS FOTOS en Google Photos

Cumbre de Posets o Punta Llardana (3.369 m).

De Posets a Perdiguero. Cumbre del Perdiguero (3.222 m).

Refugio Ángel Orús (2.150 m). Valle de Eriste.

Refugio de Estós (1.890 m). Valle de Estós.

Refugio, Lago y Circo del Portillón. ¡Una pasada!.

Refugio del Portillón o de Jean Arlaud (2.568 m).

Cascada de La Espigantosa. Junto al parking de acceso al refugio Ángel Orús.

Refugio Ángel Orús desde GR-11.2 hacia Estós.

Refugio Ángel Orús, otoñal.

Vistas al Valle de Eriste, y Refugio Ángel Orús (dcha.).

De camino a Posets, desde Refugio Ángel Orús.

Cruce GR-11.2 con sendero a Refugio Ángel Orús.

Cruce GR-11.2 con sendero a Refugio Ángel Orús.

Al inicio de la Canal Fonda, parada tras la cumbre de Posets.

Collado de salida de la Canal Fonda, y lo que queda hasta Posets.

Collado de salida de la Canal Fonda, y lo que queda hasta Posets.

Collado de salida de la Canal Fonda, bajo el Diente de Llardana.

Tramo de arista, ya dejando la cumbre de Posets.

Posets desde Collado de La Plana. Se divisa toda la arista Sur (izda.), por la que se trepa para hacer cumbre.

Cumbre de Posets y arista de ascenso (izda.), desde el hito N.

Cumbre de Posets. ¡Hasta Kartoffel subió sin decir ni guau!.

Yo mismo en la cumbre de Posets.

Desde cumbre Posets, vistas hacia el circo Este, y de fondo los Montes Malditos (Macizo de la Maladeta).

Desde cumbre Posets, vistas hacia el circo Oeste y Biadós. El valle de Gistaín a la izquierda. El Puerto de Chistau o de Estós a la derecha.

Desde cumbre Posets, vistas hacia arista NE. Bardamina en primer plano. De fondo Gourgs Blancs (centro), y hacia la dcha, Tuca de Oô, puerto de Oô a su derecha -por el que pasaremos-, Grand Quayrat, Lézat, Crabioules, y Perdiguero a la derecha.

Cabaña Llardana en el GR-11.2 hacia Estós.

Cabaña Llardana en el GR-11.2 hacia Estós.

Desde Cabaña Llardana, con vistas al Valle de Eriste.

Parada en el Ibón de Eriste, hacia el Collado de La Plana.

Parada en el Ibón de Eriste, hacia el Collado de La Plana.

Parada en el Ibón de Eriste, hacia el Collado de La Plana.

Desde el Ibón de Eriste hacia el Collado de La Plana.

Ibón de La Plana y cresta hacia la Tuca des Corbets (dcha.).

En el Collado de La Plana con vistas a la Punta Llardana o Posets.

Tuca des Corbets (2.889 m) y Collado de La Plana (dcha.).

Desde el Collado de La Plana hacia el Valle de Batisielles.

El Valle de Batisielles con los Montes Malditos (Macizo de La Maladeta) de fondo.

Vistas hacia Val de Batisielles, con el Macizo de La Maladeta de fondo.

Tuca des Corbets (2.889 m) y Collado de La Plana (dcha.). Desde las Agullas de Perramó.

Ibón grande de Batisielles, desde las Agullas de Perramó.

Desde las Agullas de Perramó hacia los Ibones de Batisielles.

Desde las Agullas de Perramó hacia los Ibones de Perramó.

Desde las Agullas de Perramó hacia los Ibones y Pico de Perramó.

Ibón de l´Aigüeta de Batisielles e Ibón Grande de Batisielles.

Ibón Grande de Batisielles.

Ibón Grande de Batisielles.

Desdenciendo del Ibón Grande de Batisielles hacia el Ibonet de Batisielles.

Ibonet de Batisielles.

LLegando al Refugio de Estós (Valle de Estós) desde el Ibonet de Batisielles.

Refugio de Estós y Valle de Estós hacia el Puerto de Chistau.

Refugio de Estós en el Valle de Estós.

Picos Sellam de la Baca sobre el Refugio de Estós.

Valle de Estós bajo Posets (dcha.), desde subida al Puerto de Oô.

Valle de Estós, desde subida al Puerto de Oô.

Desde el Ibón de Gías o de Oô hacia Posets.

Desde el Ibón de Gías o de Oô hacia la cara Este de Posets.

Picos Xel de la Baca  (dcha.) -o Sellam de la Baca- desde el Ibón de Gías o de O. El Puerto de Oô a la izquierda.

Desde el Ibón de Gías o de Oô hacia el Puerto de Gías o de Puxebres.

Desde el Ibón de Gías o de Oô hacia el Pico de Gías o de Oô.

Desde el Ibón de Gías o de Oô hacia la Tuca de Oô (dcha.). Puerto de Oô a su derecha.

Tuca de Oô y paso del Puerto de Oô señalizado con una estaca.

Paso del Puerto de Oô junto a la Tuca de Oô.

Paso del Puerto de Oô (2.909 m).

Puerto de Oô, cresta E hacia Picos Xel de La Baca.

Puerto de Oô hacia E, Collado del Pluviómetro (izda.) que da paso al Circo del Portillón. Al fondo los collados inferior y superior de Lliterola.

Puerto de Oô hacia NE,  Tusse de Montarqué en primer plano, y, coronado el Circo, Grand Quayrat (izda.), Lézat (centro), Crabioules (dcha.). A su derecha collados inferior, superior y Punta de Lliterola.

En el Puerto de Oô, ya en la vertiente francesa.

En el Puerto de Oô, ya en la vertiente francesa. Picos Sellam de la Baca de fondo.

Dejando atrás el Puerto de Oô.

En la morrena de Xel de la Baca, hacia el Collado del Pluviómetro que da paso al gran Circo del Portillón.

El Collado del Pluviómetro con este lago muy glaciar.

Una parada antes del Collado del Pluviómetro, dejando atrás la Tuca y Puerto de Oô.

Grietas glaciares Pirenaicas en este paso hacia el Collado del Pluviómetro.

Me gustó este resto de glaciar Pirenaico de Xel de la Baca.

Vamos hacia el paso del Pluviómetro. ¡ojo!, que sin crampones esto se puede poner bravo. Gracias a esa capa de nieve nueva.

Paso hacia el Collado del Pluviómetro que da acceso al Circo del Portillón.

Paso hacia el Collado del Pluviómetro. Observando las grietas.

Paso hacia el Collado del Pluviómetro. Por ahí arriba estaba lo más delicado.

Superado el paso del Pluviómetro.

Superado el paso del Pluviómetro, la roca también ayuda.

Yo me entretuve un rato con la grieta.

Curiosa grieta para ser Pirenaica. Yo me entretuve un rato en ella …

Antes de trazar la directa, en este caso con crampones.

Me gusto especialmente este lago glaciar resto del Xel de la Baca. Al fondo la Tuca de Oô.

Dese el Pluviómetro hacia del Circo del Portillón. ¡Grandioso este circo!.

Circo del Portillón. Collados inferior y superior de Lliterola y Perdiguero (dcha.).

Circo del Portillón. Perdiguero (izda.), con el collado superior de Lliterola a su izquierda, y el paso del Portillón de Oô a su derecha. Hacia la derecha cresta de Sellam de La Baca.

Circo del Portillón. Cresta hacia los picos de Sellam de la Baca.

Circo del Portillón. Picos de Sellam de la Baca desde el Pluviómetro.

Un último vistazo hacia la Tuca y Puerto de Oô. Desde el Pluviómetro.

Tusse de Montarqué (2.888 m). De fondo, de izda a dcha, Tuca de Oô, Gourgs Blancs y Gourdon.

Tusse de Montarqué (2.888 m). De fondo Perdiguero, collado superior de Lliterola a su izquierda, y Portillón de Oô a su derecha.

Refugio, Lago y Circo del Portillón. Desde Tusse de Montarqué.

Lac Glacé desde Tusse de Montarqué. De fondo, de izda a dcha, Tuca de Oô, Gourgs Blancs y Gourdon.

Refugio, Lago y Circo del Portillón. Desde Tusse de Montarqué.

Refugio del Portillón o de Jean Arlaud (2.568m). ¡Sí que está alto este refugio!.

Refugio del Portillón o de Jean Arlaud (2.568m). ¡Sí que está alto este refugio!.

Circo del Portillón dese subida al collado inferior de Lliterola. De fondo, de izda a dcha, Picos Sellam de la Baca, Tuca de Oô y Gourgs Blancs, Gourdon y Spijeoles.

En el collado inferior de Lliterola. Hacia el Lago y Circo del Portillón.

Desde el Collado inferior de Lliterola. Todavía queda hielo por aquí.

Paso del Collado inferior de Lliterola.

Vista hacia los Ibones de Lliterola. Desde collado inferior de Lliterola.

Pared norte del Perdiguero y collado superior de Lliterola (dcha.).

Ibón Blanco de Lliterola. Collado superior de Lliterola (izda.) y collado inferior de Lliterola (dcha.).

Ibón Blanco de Lliterola. Portal de Remuñe (dcha.), paso hacia el Valle de Remuñe.

Barranco y Valle de Lliterola. De fondo los Montes Malditos (Macizo de La Maladeta).

Desde la cresta del Perdiguero hacia el Valle de Estós. Posets a la derecha y Collado de La Plana (centro), y el Valle de Batisielles (izda.) por el que alcanzamos el Refugio de Estós.

Desde la cresta del Perdiguero hacia el Portal de Remuñe y Valle de Remuñe. Pic de Maupas (izda.).

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia glaciar Seil de La Baque.

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia Lago, Circo y Refugio del Portillón.

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia Pico Maupas (izda.), Portal y Valle de Remuñe (centro), y arista Este (dcha.).

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia arista Este y Valle de Estós (dcha.). Al fondo los Montes Malditos (Macizo de La Maladeta).

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia arista Oeste, Posets (izda.) y Picos y Glaciar Seil de La Baque (dcha.).

Cumbre del Perdiguero (3.222 m). Hacia el NO, Picos y Glaciar Seil de La Baque (izda.), Tuca de Oô y Gourgs Blancs (izda), Gourdon y Spijeoles (centro), Tusse Montarqué (centro delante).

Ibón Blanco de Lliterola. Vistas hacia el Collado inferior de Lliterola (centro).

Perdiguero. Pedrera E, insufrible en ascenso y descenso, hasta alcanzar arista E, que tampoco mejora mucho. A la derecha collado superior de Lliterola.

Desde Portal de Remuñe (collado de paso al Valle de Remuñe). Vistas a Perdiguero y su arista E. Collado superior de Lliterola a la derecha.

Circo de Remuñe. Tras descender del Portal de Remuñe bordeando a nuestra derecha bajo el Pico de Remuñe. A la izquierda la Forca de Remuñe.

Barranco de Remuñe.

Barranco de Remuñe. Pleta de Remuñe.

Barranco de Remuñe. Pedregoso y laborioso de recorrer.

Barranco de Remuñe. Pleta d´es Capellans.

Barranco de Remuñe. Saliendo hacia Corona de Remuñe. El Pico del Alba protagonista de fondo.

Barranco de Remuñe. Saliendo hacia Corona de Remuñe. El Pico del Alba,majestuoso, protagonista de fondo.

Entrada al Valle de Remuñe desde la carretera, ya muy próximos al aparcamiento de Llanos del Hospital.

¡Nos vemos por las montañas!