domingo, 26 de agosto de 2007

Circuito Caín – Cabrones y ascensión a Torrecerredo (2.648 m).

25 y 26 de agosto de 2007

Por Rodrigo G.

Track del recorrido en Wikiloc: Circuito Caín – Cabrones y ascensión a Torrecerredo

En este caso os pongo primero un reportaje fotográfico de esta actividad de dos jornadas por Picos y después el relato detallado del recorrido, para quién quiera detalles.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO

Salida de Caín por la ruta del Cares, hasta el puente Bolín, donde comienzo el ascenso hacia la Canal de Recidroño y El Pardo.

Hacia El Pardo, Caín ya va quedando atrás ...

... y el río Cares, abajo, muy abajo ...

... pero que muy abajo.

Tras superar el Collado del Cuebre, descender al fondo de la Canal de Ría y alcanzar el nada evidente Horcado Turonero, alcanzamos la Canal de Piedrabellida. El Pando Culiembro al fondo.

Superada la fuerte pendiente de Piedrabellida, alcanzamos el Collado de Cerredo, impresionantes vistas a Caín y al río Cares, ... unos 1000 metros más abajo.

Continuo mi camino, atravesando la Cuesta del Trave hacia el refugio de Cabrones, bordeando el Jou Luengo por algunos llambriales expuestos ...

... para alcanzar el Refugio José Ramón Luege o de Cabrones, en el Jou de Los Cabrones, al pie del Pico de Los Cabrones ...

... donde disfruté de un merecido descanso, con un bonito atardecer y una magnífica puesta de sol que disfruté desde la Collada del Agua.

Tras una endiablada noche, y un amanecer tranquilo, se presenta mi próximo objetivo, la Torre de Cerredo (2.648 m).

Fotos tomadas desde la Horcada de Don Carlos. Puede intuiste la ruta de acceso, primero hacia la derecha por el pedrero, para después trazar una diagonal ascendente a la izquierda.

Techo de los Picos de Europa, ¡por fin!, era mi proyecto en Picos desde hace varios años.

"Acercarse a las cumbres y tocar el cielo, ascender poco a poco y al final poder verlo, coger las flores con gran sentimiento, ver el mundo desde arriba y sentirse contento"
Un homenaje a Jorge Sánchez Vizcaíno.

Dedes la cumbre de Torrecerredo, pensando ya en la vuelta, me asomo al Hoyo Grande y a la canal de Dobresengos. Quedan aún 2.200 metros de descenso hasta Caín.

Tras descender de Torrecerero y bordear el Jou de Cerredo, alcanzo primero la Horcada de Don Carlos (Arenizas Alta) y después la Horcada de Caín (Arenizas Baja). Las vistas al Pico Urriello (Naranjo de Bulnes) son extraordinarias.

Pasada la Garganta del Hoyo Grande, la Canal de Dobresengos se presenta aún larga, muy larga.

Ya en el último tramo de la Canal de Dobresengos, en su confluencia con el río Cares. A la izquierda un camino da acceso al Sedo Mabro, intrincado camino que es un mirador privilegiado sobre Caín.

De nuevo diviso "la civilización" tras dos días perdido en lo más profundo del Macizo Central de Picos de Europa. Vista de Caín desde el Sedo Mabro.

¿Quién te ha visto y quién te ve?. Las apariencias no engañan, el recorrido pasó factura, pero valió la pena. La primera foto es de la ida en el colladín de El Pardo, y la segunda en la colladina del Sedo Mabro, justo antes de regresar a Caín.

A la ida ...

... y a la vuelta.

Perfil del recorrido: Distancia: 26,5 Km. Desnivel 2.200 m aproximadamente, Caín (480 m), Torrecerredo (2.640 m). Desnivel acumulado, subida y bajada, 4.600 m. aproximadamente.

Y el recorrido sobre el mapa de Adrados.

 

TRACK DEL RECORRIDO

Podéis descargar el track del recorrido de Wikiloc:

Circuito Caín – Cabrones y ascensión a Torrecerredo

 

... y la descripción detallada de la ruta

Circuito Caín – Cabrones y ascensión a Torrecerredo (2.648 m)

25 y 26 de agosto de 2007

Por Rodrigo G.

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO

Este itinerario se corresponde mayoritariamente con el descrito por Miguel Ángel Adrados en su libro “Picos de Europa. Ascensiones a las cumbres principales y 20 travesías selectas” como “Ascensión-circuito alrededor del grupo del Cerredo”, calificada por el autor como “el recorrido más duro y difícil de la guía”. El recorrido acumula desniveles de 2.400 metros, tanto de subida como de bajada y en su primera parte apenas existen caminos a seguir, por lo que se requiere experiencia en montaña y algo de instinto montañero.

Las aproximaciones y ascensión a Torrecerredo están magníficamente documentadas por Pedro Yubero en picosdeeuropa.net (http://www.picoseuropa.net/tcerredo/ ), por lo que me centraré principalmente en otros aspectos de la ruta.

Jornada 1 – De Caín a refugio José Ramón Luege o de Cabrones por Piedrabellida

Salida sobre las 8:30 de Caín (480 m), tras un irreverente madrugón. Se toma la senda del Cares hasta el puente Bolín. Unos metros antes del puente Bolín, en el margen derecho del Cares, una fácil trepada a la altura de los restos del antiguo puente de Trea nos pone al pie de una senda que asciende hacia la Canal de Recidroño. Comienza aquí la parte más intrincada del camino, sorteando espolones, atravesando canales, superando canaletas, accediendo a escondidos horcados, hasta enlazar con la canal de Piedra Bellida por el Horcado Turonero (964 m). ¡Muy bonito y entretenido!.

Este sinuoso tramo comienza con un vertiginoso ascenso desde la senda del Cares hacia la Canal de Redidroño (E), pero antes de entrar en la propia canal gira al sur para salvar un espolón rocoso (La Tranvía). Por un camino aéreo y espectacular, en algunos puntos tallado en la roca, superamos este espolón girando progresivamente a nuestra izquierda (E-N). El camino gana rápidamente altura alejándonos progresivamente del Cares que ya se ve muy al fondo, hasta alcanzar un collado, por un paso tallado en la piedra, que nos deja a los pies de la Cuesta Duja en El Pardo (1000 m). ¡Espectacular!.

Desde El Pardo, ahora en dirección Norte y sin perder altura, se atraviesa horizontalmente la parte inferior de Cuesta Duja para alcanzar primeramente el Colladín del Descanso y, continuando sin perder ni ganar altura, la Collada del Cuebre (1.030 m).

Desde la Collada del Cuebre comienza un vertiginoso descenso hacia el fondo de la profunda Canal de Ría para alcanzar en su vertiente opuesta una canal que nos llevará al Horcado Turonero. La entreda a esta escondida y pendiente canal no es evidente y el camino está poco marcado. Una buena referencia es un dedo de piedra cilíndrico en el fondo de la canal, visible desde el Collado del Cuebre, el cual hay que rodear para entrar en la canal, se alcanza descendiendo unos cientos de metros por la vertiente opuesta por una senda poco marcada. Otra referencia para el Horcado Turonero es un torreón amarillo que se levanta en medio de la canal, cercano al collado.

En este tramo tramo fueron muy valiosas las indicaciones de Salva (Salvador Calvo Redondo) a quién acompañé desde el Collado del Cuebre hasta el fondo de la Canal de Ría, allí, poniendo a prueba sus cualidades ultrafondistas, se dirigió “a saco” hacia la Canal del Agua y el refugio de Cabrones. Unas dos horas y media desde Caín hasta el refugio de Cabrones es algo al alcance de muy pocos ¡Bravo Salva!. … Yo continué mi camino hacia Piedra Bellida, a otro ritmo, pero ansiando conocer la Canal del Agua, que ese día además llevaba mucha agua, según comentaría Salva más tarde en el refugio.

Una vez superado el Horcado Turonero y prácticamente sin perder altura, entramos ya en la Canal de Piedra Bellida a unos 950 m de altitud. En este punto tendremos vistas hacia la propia canal y, a nuestra izquierda, divisaremos las cabañas de La Quintana y el Pando Culiembro. La Canal de Piedra Bellida tampoco es un camino de rosas, es una dura y larga ascensión de fuerte pendiente, inicialmente por pedreros y por pendientes herbosas en su parte más alta, aunque ahora el camino es más evidente hasta llegar al Collado de Cerredo (1.454 m). Únicamente a mitad de canal hay una ramificación en “Y”, se coge la ramificación de la izquierda, la más evidente. A mitad de canal encontré un rebeco muerto, encajado entre las rocas, probablemente despeñado, ¡triste destino para tan buen escalador!.

Una vez alcanzado el Collado de Cerredo, se gira a nuestra derecha (E) para atravesar en diagonal ascendente la amplia Cuesta del Trave, dejando a nuestra izquierda, más abajo, la Majada de Amuesa. Este trazado nos permite alcanzar en algún punto el camino, ahora más marcado, que desde Bulnes por la Canal de Amuesa, llega hasta el refugio de Cabrones. Se sigue este camino, ahora más evidente y marcado, pero no exento de dificultades, como los llambriales por los que bordeamos el Jou Luengo o un par de pasos equipados con cuerda fija poco antes de llegar al refugio en el Jou de Cabrones. Alcanzo el refugio a eso de las 17:00, ha sido una jornada muy gratificante, aunque larga y cansada por el largo recorrido y los 1.600 m de desnivel ascendidos.

Ya en el refugio de Cabrones, tras descansar y reponerme un poco, aún tuve tiempo de disfrutar de una magnífica puesta de sol en la Collada del Agua antes de la cena. Por esta collada había asomado Salva muchas horas antes, con tiempo aún de dar unas cuantas patadas por Picos antes de volver a casa, ¡bravo Salva!, te deseo que sigas sumando éxitos a tu magnífica carrera de ultrafondista de referencia mundial.

La noche en el refugio también fue movidita, rachas de viento endiablado que se colaban por los resquicios de puertas y ventanas y lluvia que golpeaba fuertemente amenazante. Los de dentro lo pasamos razonablemente bien, pero los de las tiendas pasaron alguna penuria, rajadas por el viento y con todo empapado, algunos clamaron cobijo ya de madrugada, lo que fue motivo de polémica con el guarda, … pero eso lo dejo para otro momento. Sorprendentemente amaneció, y amaneció un buen día soleado, en contra de lo que auguraba la noche pasada.

Jornada 2 – Del refugio de José Ramón Luege o de Cabrones a Torreceredo y Caín por Dobresengos

Tras el reconfortante desayuno en el refugio, emprendo temprano el camino, a eso de las 8:30. Se atraviesa el doble Jou de Los Cabrones (SE), para salir por un canalizo empinado al fondo que nos da vista al Jou Negro, al que no se debe descender. Sin perder altura se alcanza un collado más alto que da visibilidad a profundo Jou de Cerredo, con su salida por la Horcada de Don Carlos (o Arenizas Alta) hacia el S-SE. Se entra sin perder altura en el Jou de Cerredo por nuestra derecha, adentrándonos en un intricado laberinto de llambrías y bloques.

Para acometer la ascensión a Torrecerredo, es necesario en algún punto de la travesía del Jou, ganar altura por este laberíntico terreno hasta situarse en su base. No estoy seguro que haya un camino marcado, sí algún jito. Tras alguna trepada, alcanzo la base, identificable por un pedrero que se forma en la base de la torre, y que forma un pequeño Jou, normalmente con un nevero incluso en verano. En este punto dejo la mochila que recogeré al descenso.

La ascensión a Torrecerredo no es técnicamente complicada, peso sí muy expuesta. Prácticamente todo el recorrido son trepadas y en muchos puntos no hay margen para fallos. Atención también a piedras que pueden caer de más arriba si alguien asciende por encima de nosotros. Para ascender inicialmente remontamos a el pedrero mencionado hasta que nos encajonamos y se nos cierra el paso En este punto remontamos por el contrafuerte de la derecha y, una vez superado, cambiamos de dirección (hacia nuestra izquierda), ascendiendo por una diagonal que nos lleva prácticamente hasta la cumbre. La cumbre se alcanza en algo menos de tres horas desde el refugio. Disfruté mucho de las trepadas y del tiempo de cumbre que pasé en solitario maravillándome con las vistas que me ofrecía este privilegiado mirador de picos.

Toca ahora comenzar un vertiginoso descenso de 2.200 m hasta Caín. Cuidadín en el descenso de la torre por lo expuesto del mismo. Ya al pie de la torre, recojo la mochila y opto, sin perder altura, por alcanzar la Collada Bermeja. Desde esta collada es factible bajar al Hoyo Grande, inicio de la Canal de Dobresengos que es mi destino (como está descrito en http://www.picoseuropa.net/tcerredo/ ), sin embargo continúo hasta la Horcada de Don Carlos (o Arenizas Alta), bordeando el Jou de Cerrado y sorteando algún paso expuesto (hay algún jito que marca más o menos la altura por la que transcurre el camino). Desde la Horcada de Don Carlos, alcanzar la Horcada de Caín (o Arenizas Baja), es bastante evidente, en este tramo comenzamos a ver el Pico Urriello, del que se tienen magníficas vistas ya en la Horcada de Caín (2.344 m).

Desde la Horcada de Caín, hacia el O, descendemos con fuerte pendiente hasta el Hoyo Grande, magnífico circo que atravesamos hasta alcanzar la Garganta del Hoyo Grande, a través de la cual ascendemos un colladín que no sitúa en el inicio de la canal de Dobresengos. La canal de Dobresengos es larga, muy larga, así que sin prisa pero sin pausa voy perdiendo altura. En general esta canal no presenta grandes dificultades, a excepción del escalón que la corta abruptamente, el cual hay que salvar por nuestra izquierda (O), para alcanzar El Canalón, que nos sitúa, por un terreno más complicado, bajo este escalón. El camino está bien marcado por este último tramo de la canal, yo opté por no perder altura, en vez de ir por el fondo de la garganta, lo que me permitió avistar Caín desde la colladina del Sedo Mabro. Magníficas vistas desde este punto, que disfruté al igual que el descenso por el nada evidente Sedo Mabro, pero que finalmente te conduce a la parte alta de Caín. El tiempo empleado desde la salida del refugio ha sido superior a 8 horas.

Magnífica ruta llena de sensaciones y emociones, especialmente la parte más abrupta de las gargantas que caen sobre el Cares. Me quedo con lo gratos recuerdos que esta ruta ha dejado en mí y me traigo apuntado un objetivo para la próxima, La Canal del Agua, ¿alguien se apunta?.

Nos vemos por las montañas.

... la próxima en la Canal del Agua.

Rodrigo G.

1 comentario:

chema Miguelez dijo...

Estoy interesado en hacer esta ruta y me gustaría descargar el Track.
pero el enlace no funciona.
Podrías enviármelo o subirlo.
gracias.