lunes, 25 de mayo de 2009

Escalada en El Torozo, Gran Diedro

9 de Mayo de 2009
Era la primera vez que me metía en una pared a hacer una vía de varios largos, de dificultad V, y la experiencia resultó altamente satisfactoria, para mí y para el equipo de la "cordada comunera" (Julián, Raúl y yo mismo, Rodrigo).
El lugar elegido fue El Torozo, cercano al Puerto del Pico en Ávila, una serie de paredes de granito de hasta 300m, con rupturas y fisuras que ofrecen múltiples posibilidades y diferentes dificultades.  Optamos por una vía clásica "El Gran Diedro", no sin antes haber valorado otras opciones como "Pasto de Cabras" o "Vía del friend nº 1".
Se imponía madrugar, por lo que Raúl y yo quedamos a las afueras de Valladolid sobre las 5:30, recogimos a Julián en Ávila sobre las 7:00 y a eso de las 9:00, según el horario previsto, ya estábamos a pie de vía. El ambiente de lugar espectacular, en la aproximación vas descubriendo lo salvaje y puro del lugar, sus habitantes naturales nos observan con asombro mientras desayunan los pastos ya primaverales. Es la cabra de Gredos, que en estos parajes están en su casa ... los visitantes somos nosotros.
Nos han dado las 9:30 mientras nos preparamos con todos los hierros y accesorios. No sabemos qué nos vamos a encontrar exactamente en la pared, por lo que tratamos de ir preparados para cualquier eventualidad. A pie de vía tratamos de averiguar el recorrido, que se intuye siguiendo una fisura vertical que desde la base llega al fácilmente reconocible Gran Diedro hasta desaparecer en un techo por encima de éste. Toca ahora repartirse los largos, que suponemos seis, aunque finalmente serían cinco. Yo me adjudico los dos primeros largos, Raúl los dos siguientes hasta la base del diedro y Julián el decisivo del diedro y la salida hasta la última reunión y cumbre.
¡A por el primer largo! (IV). Tratando de seguir esta línea imaginaria que hemos trazado acometo el primer largo con decisión. Es necesario superar algún resalte, pero la mayor dificultad la presenta la suciedad de la vía en esta parte baja, por los musgos y otras hierbas acumuladas en el invierno. Me toca hacer poda por el camino, pero voy progresando, asegurando principalmente con friends y algún fisurero ocasional en las abundantes y amplias fisuras existentes. Echo de menos el sacafisureros para limpiar alguna fisura más pequeña y colocar empotras que les tenía ganas. Paso a paso llego a la primera reunión y ¡sorpresa!, pedazo de reunión, está equipada con químicos con una pinta bien robusta y cómoda, aunque acorto un poco la cinta para no quedar demasiado colgado. Sube primero Julián, después Raúl, ¡van como una moto estos tíos!, juraría que yo he tardado más. En pocos minutos estamos los tres en la reunión, listos para el segundo largo.
Segundo largo (IV+, V) - placa de adherencia. Este largo puede hacerse atravesando una placa en adherencia (V) que está equipada con dos chapas o, aprovechando fisuras a derecha e izquierda, con dificultad menor. Yo hice un cruzado mágico digno de manual (no os perdáis las fotos), creo que aproveché una de las chapas y no recuerdo si la segunda. Pasada la placa llegamos a la segunda reunión, tan robusta y buena como la primera ¡así da gusto!.  Raúl sube primero esta vez, después Julián, tardamos poco en agruparnos de nuevo en esta segunda reunión. Realizamos el cambio de cuerdas para que Raúl vaya de primero en le próximo largo y listos.
Tercer largo (IV+) - hasta la base del gran diedro. Este largo se abre con un bonito diedro, con una fisura paraíso para friends. Hasta ahora no nos han faltado ni agarres ni puntos para asegurar. Ataca Raúl que lo supera sin dificultad, para continuar con un nuevo resalte, muy encajado entre placas, que cuesta algo más superar, y nos conduce a la base del gran diedro. Según algunos croquis hay un punto intermedio de reunión, que no encontramos, aunque creo recordar haber visto algún clavo. En este caso sube primero Julián y yo el último, encontrándome con la primera movidilla del día. Un fisurero ha quedado perfectamente encajado y no consigo sacarlo, momento en que me acuerdo del sacafisureros que no llevo; decidimos dejarlo para la vuelta.
¡ATENCIÓN!. Información de Pablo (Nieto)de Marzo de 2012, indica que la 3ª  reunión ya no existe (ver comentarios).
Cuarto largo (V) - Gran Diedro, el definitivo. Se trata de un bonito largo, muy vertical, quizás el que presenta mayor dificultad de la vía. Es el Gran Diedro, cuya presencia destaca en la pared ya desde lejos. La fisura que lo separa de la pared es amplia y difícil de asegurar a primer vista, pero enseguida descubres a la izquierda otras fisuras más adecuadas para meter friends. Ataca Julián con decisión, asegurando cada pocos metros, buscando los mejores pasos que permiten progresar. Raúl y yo vamos detrás. Aunque el largo es generoso en agarres y apoyos, a los tres nos pareció el más "apretado" de la vía y, sin duda, el más bonito.
¡ATENCIÓN!. Información de Pablo (Nieto)de Marzo de 2012, indica que la 4ª reunión ya no existe (ver comentarios).
Quinto largo (IV) - esquivando el techo. El largo anterior nos permite superar el Gran Diedro, dejándonos bajo un techo que impide la progresión por la vertical. Este techo se esquiva buscando la progresión por nuestra izquierda, inicialmente por la continuidad de la fisura, y después por gradas ya en un terreno más fácil. Es Julián de nuevo quién acomete este largo, pronto le vemos desaparecer, ya casi no le oímos, hasta que nos anuncia pasado un rato que ha llegado a la última reunión. Le seguimos Raúl y yo sin demasiadas dificultades hasta llegar a la reunión ("peazo" reunión, de esas que te dan seguridad).
Este es el punto de fin de vía, desde aquí puede alcanzarse la cumbre de El Torozo por terreno "fácil".
En este punto nos tomamos un descanso para disfrutar de las vistas y de nuestra propia satisfacción. La vía nos ha gustado mucho y estamos realmente satisfechos, aunque todavía nos queda el descenso rapelando. 
El día nos ha aguantado bien, nuboso pero sin precipitación, fresco en algunos momentos, sin embargo ahora empiezan a caer algunas gotas que nos hacen abandonar la idea de llegar a cumbre y pensamos en el descenso.
Primer rápel - primera movida.   Optamos por rapelar aprovechando la línea de ascenso, lo que supone un primer rápel nada vertical hasta alcanzar la 4ª reunión. El rápel es disfrutón con algún tramo volado en la parte pegada al techo, lo disfrutamos y llegamos los tres a la reunión.  Perfecto hasta aquí, pero la cuerda no quiere venir con nosotros y se empeña en no moverse ni un pelo cuando intentamos recuperarla. Está claro, con tanta "S" se nos ha quedado enganchada en alguna grieta y toca subir de nuevo a deshacer el enredo. Raúl se ofrece voluntario para subir dándole a la pedaleta, con esas técnicas que él controla; doy fe que le costó, pero lo consiguió. Tuvo que remontar prácticamente hasta la última reunión para desencajar los dos puntos en que se había encajado la cuerda antes de reunirse de nuevo con nosotros. ¡Ahora sí!, bendita cuerda, ven con nosotros, que sin tí no somos nada en estas paredes.
Segundo rápel - segunda movida.  Vamos a recuperar el tiempo perdido nos dijimos, con los 60m de cuerda vamos a saltarnos una estación intermedia. Esta vez me tocó a mí abrir camino, rapelo el Gran Diedro, paso de largo la 3ª reunión y continúo ... hasta que la cuerda se acaba.  No voy a llegar a la 2ª reunión, me van a faltar unos 6m de cuerda, afortunadamente me doy cuenta de ello y voy buscando un nido de águilas que me permita quedarme en la pared hasta  el próximo transporte. Me suelto e informo a Julián y Raúl que tienen que montar otro rápel desde la 3ª reunión en la base del Gran Diedro y pasar a recogerme.
Tercer rápel - con parada intermedia. Estaba cómodo y tranquilo en mi nido de águilas, aunque no muy seguro, pues el friend que me hubiese permitido anclarme a la pared estaba en alguna mochila, pero no en la mía, y únicamente conseguí hacer un lazo de cinta a un pequeño bloque que estaba tan suelto como yo. Pero estaba relajado y tranquilo así que, mientras venía el transporte, aproveché para llamar a Mercedes, contemplar las vistas, y comer unos tacos de queso que me supieron a gloria. Mientras, Julián y Raúl  ya habían descendido su segundo rápel, montado el tercero y decidido que yo bajaría entre uno y otro para así tener la cuerda controlada.  Fue Julián quién me acercó la cuerda ya desde la 2ª reunión, costó un poco que la alcanzase, pero una vez atrapada descendí sin mayor dificultad. En pocos minutos estuvimos los tres juntos de nuevo en la 2ª reunión.
Cuarto y último rápel. Esta vez sí, desde la 2ª reunión rapelamos a la base, saltándonos la primera, y sin incidentes. Ahora sí podíamos decir que habíamos finalizado la vía, motivo por el que nos felicitamos.
Hemos estado en la pared unas 8 horas, desde las 9:30 a las 17:30 ... Y LA HEMOS DISFRUTADO. Repetiremos, seguro.

 
Ficha técnica:
Friends medianos y pequeños. Los usamos masivamente.
Fisureros. Les usamos menos, pero hay fisuras adecuadas.
Cintas Expres: Mínimo 10, llevábamos algunas más.
Cuerdas: Llevamos dos de 60 m
Reuniones robustas equipadas con dos químicos, la última más aún.
¡ATENCIÓN!. Información de Pablo (Nieto)de Marzo de 2012, indica que la 3ª y 4ª reunión ya no existen (ver comentarios).
Tiempos:  Inicio 9:30, fin vía 15:00, fin descenso 17:00
Croquis: Ver croquis ampliado en blog paredes del mundo
Gran_diedro_detalle

Y unas fotos de la actividad.
Rodrigo iniciando el primer largo. ¡Vamos bien de cacharrería!
P5090025

En la primera reunión.
P5090027

Raúl en el primer largo
P5090028

Rodrigo en el segundo largo, buscando el paso de la placa, y comenzando el cruzado.
P5090033
Y rematando el cruzado mágico, quedó bonito, ¿verdad?. La amarilla está a la primera chapa de la placa, la rosa donde pude, y ya no recuerdo si usé la segunda chapa de la placa.
P5090034

Raúl en el segundo largo, Rodrigo en la 2ª reunión.
P5090036

Raúl comenzando la placa con un elegante paso de barra.
P5090039
Raúl comenzando el diedrito del tercer lago, un tramo bonito.
P5090040
... encajando su 50, ¿de verdad es un 50?
P5090042
¡superado! P5090045

Raúl practicando empotramiento justo antes del Gran Diedro.
P5090047
y ya en la tercera reunión en la base del Gran Diedro.
P5090053
Rodrigo remontando el tercer largo.¡puaf! lo que queda todavía.
P5090051

Julián y Rodrigo en la tercera reunion.
P5090056

Julián en el Gran Diedro, cuarto largo, el definitivo.
P5090058
... que te perdemos bajo el techo.
P5090060
Definitivamente dejamos de verte desde la 3ª reunión.
P5090064
Desde la 4ª reunión, superando el Gran Diedro.
P5090068
... hay buenos agarres y pies ...
P5090069
... pero la cosa aprieta un poco ....
P5090070
... ¡uff!, creo que ya salgo ... ¡que bonito!
P5090071
Ésta me gusta,  Julián aclimatando el pie para subir el Picu Urriello al estilo "El Cainejo".
P5090065

¡A por el quinto largo!. Julián abriendo este último largo, atención a la colección de cacharrería.
P5090072
... aprovechando esta última fisura bajo el techo antes de continuar a la izquierda, hacia la quinta reunión, ya fuera de nuestra vista.
P5090074
Asomando tras superar las gradas del quinto largo, ya muy próximo a la última reunión.
P5090078

Raúl y Rodrigo en la última reunión
P5090080
Y la "cordada comunera" (Rodrigo, Julián, Raúl) próximos a la cumbre de El Torozo.
P5090084
Buenas vistas hacia el valle del Tíétar y tierras toledanas
P5090037
Comienza a chispear, así que decidimos darnos la vuelta.
P5090085
Aquí Raúl remontando tras el primer rápel para recuperar la cuerda que se había enganchado.

P5090088
En esta foro desde la base puede verse la fractura que va guiando toda la vía.
P5090094
Las reuniones bien equipadas.
1ª reunión                                       2ª reunión
 P5090031    P5090043
3ª reunión, con Raúl.            Y vestigios de equipamiento clásico.
P5090054P5090086

5 comentarios:

Raúl dijo...

Muy chulo el reportaje.
Por un momento me he sentido metido en la via. Ahora hay que preparar la proxima!!

En cuanto a lo del pie de gato, una aclaracion, es un 50 pero por que el fabricante es un exagerado :-)

Hasta pronto,

Julian dijo...

Me ha gustado mucho el relato; y no lo hubiese descrito mejor.
Me alegra aparecer de otra vez en este blog por que de nuevo es para recordar una buena "aventura".

A ver si se nos cumple y no tardando mucho aparece una entrada "finde semana glorioso en Galayos" (o algo similar).

Salud

pablo canteli dijo...

Desde asturias te felizito por este blog,esta muy bien e interesante.
Espero siguir leyeendo tus cronicas mucho tiempo!!!!

Pablo (Nieto) dijo...

Que buen relato!! La verdad es que describes la vía que da gusto!

Ayer hicimos esta vía y descubrimos que ni la 3º ni la 4º reunión de químicos existen ya, estaría bien que lo señalaras en tu descripción de la via para que sirva de aviso y evitar problemas, sobre todo en caso de tener que rapelar la vía.

Un saludete!!

Pablo (Nieto) dijo...

posdata: más arriba no sabemos como estarán las reuniones, o si estarán...